Make your own free website on Tripod.com

Riego, fertilización y aspectos fitosanitarios

 
       Los requerimientos  de agua del frambueso son de 800 mm año bien repartidos especialmente durante el crecimiento de frutos, período en que necesita 60 mm/mes (Scherpf, C 1991). En general se puede decir que los riegos mas utilizados son el riego por surco y el riego por goteo. El sistema de riego mas aconsejable es por surcos a ambos lados del camellón  de plantación, se aconseja de poco caudal, lentos, pero mas frecuentes, dependiendo del tipo de suelo y período de crecimiento (Scherpf, C 1991). También esta el riego por goteo, que se caracteriza por la aplicación frecuente de agua en forma de gotas. La velocidad de aplicación del agua debe ser menor a la capacidad de absorción del suelo. El numero de goteros dependerá de la edad de la planta y de la distancia de plantación (Miranda, O 1988).
        En general podemos decir que las frambuesas responden al contenido de humedad del suelo y no al sistema de riego utilizado, es decir que un riego superficial bien diseñado puede llegar a tener buenos resultados igual a un sistema por goteo o microaspersión (Miranda, O 1988).
        En general para saber cuando regar es común usar el método del tensiometro y para la frambuesa es necesario regar cuando este indica entre 50 y 60 centibares (Miranda, O 1988).
        En relación a La fertilización digamos que es necesario aplicar de 2 tipos, la de abonos orgánicos, que se refiere a la aplicación de guano, materias vegetales descompuestas o de abono verde, a razón de 10-30 ton/ha según el tipo de guano cada 2 a 3 años (Sudzuki, F 1981). El abono inorgánico se refiere a la aplicación de Nitrogeno que es necesario en los 2 primeros años a razon de 120-150 unidades, aplicando en 3 a 4 parcialidades una despues de la primera cosecha, otra despues de la segunda (remontantes) y al ultima a principios de primavera (Barriga, C 1991). El potasio nunca debe omitirse sobre todo porque el fruto es rico en este elemento, ademas mejora la calidad organoleptica y de firmeza. Se aplica en otoño en forma de Sulfato de Potasio a razón de 80 unidades. El Fósforo solo se aplica si el suelo es deficiente y en dosis no mayores a 60 unidades cada 2 años (Barriga, C 1991).  En relación al fe y mg cuando el pH del suelo es alto puede presentar deficiencias de este elemento (Sudzuki, F 1981).
        En relación a los problemas fitosanitarios podemos clasificarlos de la siguiente manera:
- Enfermedades: existen enfermedades que atacan a la raíz y cuello, la principal que ataca en Chile es Agrobacterium tumefacasciens, que se encuentra en casi todos los suelos se Chile, otras son Verticillium dahliae (hongo), Phytophtora spp. (hongo). Las enfermedades que atacan  a follaje y frutos la mas importante es botrytis, seguida de Didymella applanata que ocasiona muerte de yemas (Auger, J 1988).
- Virosis: los virus que atacan a la frambuesa son principalmente 2 el virus de la mancha anular del tomate (Tom Ring Spot Virus = Tom RSV) en el cual se observan anillos cloróticos en las hojas al inicio de la primavera y el enanismo de la frambuesa (Raspberry Bushy Dwarf Virus = RBDV), que se puede presentar como un escaso crecimiento (Auger, J 1988).
- Plagas: las de mayor importancia con grado de significación economica son Pantomorus cervinus (escama del rosal), Tetranychus urticae (arañita bimaculada), Panonychus ulmi (arañita roja europea), cabe señalas la importancia de frankliniella no como plaga economica sino mas bien como un serio problema cuarentenario y causa aproximadamente 43% de los rechazos en frambuesa (Gonzalez, R 1991).
        En relación al control de malezas en importante  ya que puede ver seriamente afectado su crecimiento por la presencia de estas plantas adyacentes. Principalmente los herbicidas ocupados son los suelo activos entre los cuales estan los suelo activos que se tienen que incorporar al suelo para malezas anuales de hoja ancha y angosta durante la temporada, y los hrebicidas sistemicos para el control se malezas perennes como maicillo, pasto bermuda y correhuela (Diaz, V 1988).